ETIQUETAS IML

¿Qué es el IML?

El término “etiquetado en molde” se deriva directamente de la técnica: una etiqueta preimpresa de polipropileno (PP) se coloca en un molde que tiene la forma del producto final, por ejemplo, la forma de una tarrina de mantequilla. A continuación, el PP fundido se añade al molde. Se fusiona con la etiqueta, y durante el curado, toma la forma del molde. Resultado: la etiqueta y el envase se convierten en una sola cosa.

El etiquetado en molde se puede hacer en los siguientes procesos de producción:

El proceso de moldeo por inyección se basa en inyectar material en un molde. La técnica se realiza más comúnmente con polímeros termoplásticos y termoendurecibles. Durante el proceso de moldeo por inyección se inyecta una cantidad de masa líquida calentada a alta presión en un molde. La masa se enfría y se solidifica en la forma del molde. El moldeo por inyección se utiliza para todo tipo de recipientes, tales como tarrinas de mantequilla y botes de yogur.

El moldeo por soplado es una técnica utilizada para la producción de piezas de plástico huecas. El moldeo por soplado puede basarse en la extrusión, inyección o estiramiento de masa líquida calentada en un molde. El material se expande y toma la forma del molde. El moldeo por soplado es una técnica para producir recipientes para líquidos tales como aceite de freír.

El termomoldeo es una técnica utilizada para la producción de envases de plástico rígidos. El proceso se basa en el calentamiento de una hoja termoplástica, lo que permite que la hoja tome la forma de un molde. Cuando el plástico se enfría, se solidifica en la forma del molde. El termomoldeo se utiliza a menudo para producir embalajes de barrera. En este caso, hojas de distintas capas se convierten en embalaje de barrera de luz y de oxígeno.

Las principales ventajas del etiquetado IML son las siguientes:

  • Máxima calidad de impresión
    La técnica de impresión offset garantiza imágenes de alta resolución. Además, se pueden decorar todos los lados de un recipiente con una sola etiqueta. Al pasar a formar parte del producto, el acabado visual de la etiqueta IML es integrado y se percibe como una impresión directamente encima del producto.
  • Fuerte e higiénico
    Las etiquetas en molde resisten la humedad y los grandes cambios de temperatura, son más duraderas al ser parte integral del producto. Pueden resistir el calor, el frío, el congelamiento y el microondas en una medida similar a la del producto. Las etiquetas en molde son también resistentes a los arañazos, no se agrietan y no se arrugan.
  • Menos tiempo de producción y costes de producción reducidos
    Durante el proceso de etiquetado en molde se producen y decoran recipientes en un solo paso, eliminando la operación de post etiquetado del producto. El almacenamiento de recipientes en blanco es innecesario, el coste del almacenamiento y transporte pertenece al pasado.
  • Respetuoso con el medio ambiente
    El etiquetado en molde es ecológico: el envase y la etiqueta se componen del mismo material y, por lo tanto, pueden ser totalmente reciclados.
  • Amplia gama de opciones de aspecto y tacto
    El mismo producto de envasado plástico puede ser decorado con una amplia gama de diferentes materiales, tintas y lacas. Esto le permite diferenciar su producto en el estante.
  • Cambios de diseño rápidos
    Sólo se necesita un cambio de un diseño de etiqueta a otro en la automatización de IML para hacer una modificación rápida. No hay casi pérdida de producción durante la puesta en marcha de un nuevo diseño.

 

GROSOR DEL IML

La mayoría de los tipos de película de IML miden entre 40 y 120 micras. Para la inyección y el termoformado, el grosor suele ser inferior, de hasta 90, aunque la mayoría de las aplicaciones oscilan entre 50 y 70 micras. Para el moldeo por soplado, el grosor suele ser superior, de entre 80 y 120 micras. En Timbrados Elche somos capaces de trabajar hasta con 58 micras lo que hace que, al ser más fino el material, el proceso de impresión del mismo aumente también su complejidad.

TENDENCIAS IML

En cuanto a las tendencias de este tipo de material cada vez son más comunes las etiquetas IML en diseño metalizado. Oro y plata son en la actualidad los colores más solicitados debido a que los tonos metalizados, resistentes a los rayos uva, permiten obtener efectos similares al huecograbado y la impresión flexográfica.

En Timbrados Elche las necesidades de nuestros clientes que trabajan con IML van fundamentalmente desde la realización de vasos, utilizados como merchandising sobre todo en conciertos, festivales, aniversarios, parques de atracciones, etc. hasta la fabricación de juguetes como puzzles para los más pequeños, con una gran variedad de diseños. El hecho de que el IML se adhiera al producto formando uno solo hace que para los juguetes sea mucho más seguro ya que la impresión no podrá desprenderse del producto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *